Menú Cerrar

Nuestra misión

Red Ciega promueve y difunde la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad en Venezuela, y trabaja en conjunto con organizaciones públicas y privadas en la materialización de los derechos humanos de esta población en cada ámbito de la vida ciudadana, con énfasis en la educación, el trabajo y el acceso a los espacios urbanos y a las tecnologías de información.

 

Antecedentes

Los antecedentes de Red Ciega se remontan al año 2007, a propósito de la promulgación de la Ley para Personas con Discapacidad de Venezuela, momento que fue propicio para el impulso de programas relacionados con la inclusión de personas con discapacidad a los más diversos ámbitos de la vida ciudadana.

El desarrollo tecnológico experimentado desde entonces permite que las personas con discapacidad visual se apropien de las tecnologías de información, razón por la cual surgieron diversas iniciativas desde el estado venezolano, las universidades y las organizaciones no gubernamentales  que prometían una incorporación rápida y masiva a la educación y al trabajo.

Sin embargo, con el tiempo se puso en evidencia que la sola disponibilidad tecnológica no era suficiente para incluir a la población ciega o con baja visión, por lo que un grupo de personas consideramos la necesidad de impulsar más programas de formación y de producción de contenidos accesibles, accesibilidad en páginas Web y otros temas de carácter técnico. De allí nace Red Ciega en 2017, conformada por un grupo de profesionales entre quienes se cuentan personas con discapacidad visual.

Más recientemente, y dado que la situación de crisis económica atizada por las medidas coercitivas unilaterales en contra de Venezuela han golpeado duramente a la población con discapacidad, en Red Ciega nos hemos visto en la necesidad de llamar la atención sobre la situación de los derechos humanos de las personas con discapacidad.


Visión

Red Ciega debe convertirse en una organización referencial en la lucha de los derechos humanos de las personas con discapacidad, con énfasis en la discapacidad visual, y debe tener la capacidad para impulsar programas de formación, asesoría y sensibilización dirigidos hacia la sociedad en general, incluyendo al sector público, el privado, el mundo académico y las organizaciones comunitarias, a fin de facilitar el proceso de integración de las personas con discapacidad.